RITUAL PURIFICADOR

Submarino de hojalata

Paseaba por las calles bajo una lluvia que le claveteaba el rostro como si le lanzara alfileres. Era una mujer aislada que huía del contacto con los demás y que podía pasarse días sin salir ante la perspectiva de tener que cruzarse con alguien. Una tormenta en una noche invernal era la mejor excusa para marchar a inspirar aire fresco mientras la gente se guardaba en el calor de sus hogares. Las gotas de agua parecían querer atravesar su piel, pero a ella la estimulaban para seguir su terapia.

Habrían pensado que estaba loca si la hubieran visto girar sobre sí misma con los brazos abiertos y mostrando el rostro al cielo que enviaba ráfagas de agua. Ella no se achantaba y sonreía. Amaba esos momentos de soledad furiosa y lamentaba que no se produjesen más a menudo. Se sentía limpia y fresca: sus remordimientos resbalaban bajo la piel para…

Ver la entrada original 562 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s